lunes, 20 de marzo de 2017

Segunda cena coloquio

El viernes 17 de marzo se celebró la segunda cena coloquio, cuyo tema fué La semana santa vivida desde la interioridad.
En esta ocasión tuvimos el honor de contar con Madre General Sor Carmen Torres que expuso su visión Agustiniana de la Cuaresma.
Seguidamente todos los cofrades asistentes compartimos una cena propia de la Cuaresma.





lunes, 13 de febrero de 2017

Cena coloquio


El viernes 3 de febrero, se celebró la primera cena coloquio

 cuya ponente ha sido Sor Serafina Vilanova, 

(consiliaria de la cofradia).

Al acto asistieron una gran afluencia de cofrades

que ,después, todos juntos, compartieron una cena.













UNA RELIGIOSA EJEMPLAR, UNA MAESTRA INNOVADORA

El 28 de junio de 2016 Falleció en Palma a los 87 años de edad la Madre Enriqueta Vicens Perelló tras una larga enfermedad que sobrellevó con admirable paciencia y sumisión a la Voluntad de Dios, rodeada de cariño y admiración por parte de sus hermanas de Comunidad.

Junto con la Madre Serafina fundó la Cofradía de la que se sentía parte, ya que luchó y apoyó en todo momento su puesta en marcha, solo su entusiasmo y su tenacidad hicieron posible lo que parecía imposible.

Nació en París el 22 de enero de 1929, estudió en el colegio Ntra. Sra. de la Consolación de la calle San Cayetano. A los 19 años ingresó en la Congregación de “Agustinas Hermanas del Amparo”.

Dedicó toda su vida a la educación. Su inteligencia y capacidad de trabajo lograron hacer de ella un referente en el mundo de la educación en la Congregación y fuera de ella. Dirigió varios colegios como el de Alcudia o La Consolación de Ibiza y a lo largo de 20 años estuvo al frente del Colegio Santa Mónica al que dio un impulso impresionante, haciéndolo pionero en innovación pedagógica y nuevas tecnologías. Durante estos años reformó buena parte del colegio y construyó el Centro de Educación Infantil con su maravilloso Auditorium. Fundó la Escuela de Música y logró homologarla como Escuela Oficial Elemental.

Internacionalizó la congregación fundando casas en Roma, Perú, Honduras y Costa Rica.
Sus aficiones a la arquitectura, a la música y al arte, le ayudaron a realizar sus proyectos de forma impecable. Fueron de gran ayuda para ella los estudios realizados de maestra de Primaria, diplomada en Ciencia Bíblicas y Licenciada en ciencias catequéticas.

Su carácter y su forma de ser y actuar levantaban odios o amores, no dejaba a la gente indiferente, pero si es cierto, que los que tuvimos la suerte de tratar con ella mas de cerca, pudimos conocer a la verdadera M. Enriqueta, su corazón de madre, su trato siempre correcto y su coherencia de vida despertaban un cariño y un respeto muy especial.

Que desde el cielo nos ayude a continuar su obra que con tantos esfuerzos y tanto entusiasmo logró impulsar,


Hasta siempre Madre Enriqueta, la queremos, la admiramos y la llevamos siempre en nuestro corazón.